Nat King Cole y Natalie Cole: Unforgettable

Hay duetos que trascienden al paso del tiempo y se vuelven inolvidables, como es el caso de "Unforgettable". Una canción compuesta en 1951 por Irving Gordon, y que en un primer momento se iba a llamar "Uncomparable", pero la compañía de discos consultó el cambio del nombre para así quedar reflejado definitivamente por el que todos conocemos. La popularizó Nat king Cole, pero en nuestra cabeza siempre aparecerá ese "dueto virtual" que protagonizó varias décadas después de su muerte con su hija, Natalie Cole.

La técnica lo hizo posible y unió a padre e hija más allá del tiempo y del espacio creando un momento inolvidable en 1991. Nostalgia, delicadeza, cariño y ternura juntos de la mano en un dueto que ganó varios premios Grammy, perpetuando uno de los más deliciosos duetos de la historia.

Letra
Unforgettable, that's what you are
Unforgettable, though near or far
Like a song of love that clings to me
How the thought of you does things to me
Never before has someone been more

Unforgettable in every way
And forevermore (and forevermore)
That's how you'll stay (that's how you'll stay)
That's why darling, it's incredible
That someone so unforgettable
Thinks that I am unforgettable too

(Musical interlude)

No, never before has someone been more
Ooh unforgettable (unforgettable)
In every way (in every way)
And forevermore (and forevermore)
That's how you'll stay (that's how you'll stay)
That's why darling it's incredible
That someone so unforgettable
Thinks that I am unforgettable too.

Lucio Dalla y Luciano Pavarotti: Caruso

La canción "Caruso" es una obra maestra de la música de nuestro tiempo. Emoción y sensibilidad transpiran por cada nota impregnando cada poro de nuestro cuerpo. La canción la escribió Lucio Dalla en el año 1986, y en ella relata la bella y triste historia de amor de los últimos momentos de vida del tenor italiano Enrico Caruso. Éste estaba enfermo de cancer de garganta, y sabía que le quedaba muy poco de vida. Aún así, siguió dando clases de canto a una joven de la que se había enamorado. A esa trágica historia de amor Dalla le pone música y nos narra -con una dosis de sensibilidad infinita- ese momento final que transcurrió pocos días antes de que Caruso muriera y le cantase a su amada esta apasionada declaración de amor y sufrimiento.

Años más tarde -en 1992-  fue cuando a la canción, interpretada por el mismo Lucio Dalla, se le suma la impresionante voz del tenor italiano Luciano Pavarotti. Transcurrió en uno de los conciertos benéficos que este último realizaba llamado Luciano Pavarotti & Friends para recaudar fondos para ayudar a niños y hombres de todo el mundo. Un dueto con unas voces mágicas y una canción única, a la que es imposible no escucharla y emocionarse.

Letra
Aquí donde el mar reluce
y sopla fuerte el viento
sobre una vieja terraza
delante del golfo de Sorrento
un hombre abraza a una muchacha
después que había llorado
luego se aclara la voz
y vuelve a dar comienzo al canto.

Qui dove il mare luccica
e tira forte il vento
su una vecchia terrazza
davanti al golfo di Surriento
un uomo abbraccia una ragazza
dopo che aveva pianto
poi si schiarisce la voce
e ricomincia il canto.


Te quiero mucho,
pero mucho, mucho, sabes…
es una cadena ahora
que funde la sangre en las venas, sabes …

Te voglio bene assaie
ma tanto tanto bene sai
è una catena ormai
che scioglie il sangue dint’e vene sai...


Vió las luces dentro del mar,
pensó en las noches allí en América
pero era sólo el reflejo de algunos barcos
y la blanca estela de una hélice .
Sintió el dolor en la música,
se levantó del piano
pero cuando vió la luna salir trás una nube
le pareció dulce incluso la muerte.
Miró en los ojos la muchacha,
esos ojos tan verdes como el mar
luego de improviso salió una lágrima
y el se creyó ahogar.

Vide le luci in mezzo al mare
pensò alle notti là in America
ma erano solo le lampare
e la bianca scia di un’ elica.
Sentì il dolore nella musica,
si alzò dal pianoforte
ma quando vide la luna uscire da una nuvola
gli sembrò dolce anche la morte.
Guardò negli occhi la ragazza,
quegli occhi verdi come il mare,
poi all’improvviso uscì una lacrima
e lui credette di affogare.


Te quiero mucho,
pero mucho, mucho, sabes…
es una cadena ahora
que funde la sangre en las venas, sabes …

Te voglio bene assaie
ma tanto tanto bene sai
è una catena ormai
che scioglie il sangue dint’e vene sai...


Fuerza de la lírica
donde cada drama es un falso,
donde con un buen maquillaje y con la mímica
puedes llegar a ser (un) otro.
Pero dos ojos que te miran
tan cercanos y tan auténticos,
te hacen olvidar palabras,
confunden pensamientos.
Así todo parece tan pequeño,
también las noches allí en América
miras atrás y ves tu vida
como la estela de una hélice.
Sí, es la vida que se acaba
sin embargo él no lo pensó tanto
por el contrario, se sentía ya feliz
y volvió a comenzar su canto.

Potenza della lirica
dove ogni dramma è un falso
che con un po’ di trucco e con la mimica
puoi diventare un altro.
Ma due occhi che ti guardano
così vicini e veri
ti fan scordare le parole,
confondono i pensieri.
Così diventa tutto piccolo,
anche le notti là in America,
ti volti e vedi la tua vita
come la scia di un’elica.
Ma sì, è la vita che finisce,
ma lui non ci pensò poi tanto
anzi si sentiva già felice
e ricominciò il suo canto.


Te quiero mucho,
pero mucho, mucho, sabes…
es una cadena ahora
que funde la sangre en las venas, sabes …

Te voglio bene assaie
ma tanto tanto bene sai
è una catena ormai
che scioglie il sangue dint’e vene sai...

Tom Jones y Janis Joplin: Raise Your Hand

Uno de los momentos gloriosos de la música en televisión fue el que protagonizaron Tom Jones y Janis Joplin en el show This is Tom Jones del año 1969. La canción no era otra que "Raise Your Hand". Canción escrita en el año 1967 por Steve Cropper, Eddie Floyd, y Alvertis Isbell (Al Bell), y que sirvió de nexo de unión para que estos dos artistas -que siempre lo daban todo en el escenario- trasmitieran pura energía y sensualidad.

Rock, soul, blues..., cuando la música es emoción y sensualidad las etiquetas sobran, como así queda reflejado en esta actuación. Un momento único, y un regalo para los oidos y la vista que nos permite contemplar a dos artistas con un potencial energético fuera de los común.

Letra
If there's somethin' you need
All that you'll never, ever, ever had
I know you've never had it
Ohh honey, don't you just sit there cryin'
Don't you sit there feelin' bad
No, no, no

You better get up
Now don't you understand?
And raise your hand
Hey, hey, hey
I said raise your hand

You know I'm stayin' above, yes I am
Want to give you all my love, ohh I do
Ohh honey, won't you come on and open up?
I said open up little heart
Please, won't you let me try? Yea

Got to be good
Don't you understand?
Raise your hand
Hey, hey, hey
I said raise your hand
Right here, right now, babe

Woh, yea
(Yea)
Woh, aaa, aaa, aaa

Raise your hand
Raise your hand
Raise your hand
Raise your hand
Raise, eee
Ohh raise, eee
Ohh raise, eee
Ohh raise, eee
Said, raise your hand, come on
Raise your hand, feel
Raise your hand, and I gonna come in
Raise your hand
Raise your hand, yea
Raise your hand, yea
Raise it up, on up to me, come on
Raise it up, on up to me now
Raise it up, on up to me, yea
Yea

Diana Ross y Lionel Richie: Endless Love

Varias son las versiones que se han hecho de una de las canciones más románticas que se han escrito, pero todo surgió cuando Lionel Richie compuso un instrumental para una película de la Motown, y los productores decidieron que fuese una canción que interpretase Diana Ross con otro. Fue entonces cuando preguntándose quién sería el mejor candidato, no dudo en asegurar que él mismo lo sería.

De esa forma surgió "Endless Love" -Amor sin fin- convirtiéndose rápidamente en todo un éxito que mantuvo el sencillo durante 9 semanas en el número 1 del Billboard el año 1981, y nominación a los premios Oscar como mejor Canción Original.

Letra
My love
There's only you in my life
The only thing that's bright

My first love
You're every breath that I take
You're every step I make

And I
(I-I-I-I-I)
I want to share
All my love with you
No one else will do...

And your eyes
Your eyes, your eyes
They tell me how much you care
Ooh yes, you will always be
My endless love

Two hearts
Two hearts that beat as one
Our lives have just begun

Forever
(Ohhhhhh)
I'll hold you close in my arms
I can't resist your charms

And love
Oh, love
I'll be a fool
For you
I'm sure
You know I don't mind
Oh, you know I don't mind

'Cause you
You mean the world to me
Oh
I know
I know
I've found in you
My endless love

Oooh-woow
Boom, boom
Boom, boom, boom, boom, boom
Boom, boom, boom, boom, boom

Oooh, and love
Oh, love
I'll be that fool
For you
I'm sure
You know I don't mind
Oh you know
I don't mind

And, yes
You'll be the only one
'Cause no one can deny
This love I have inside
And I'll give it all to you
My love
My love, my love
My endless love

Ana Belén y Víctor Manuel: La Puerta de Alcalá

Pareja desde hace ya varias décadas, giras y colaboraciones a lo largo del tiempo y del mundo, y ambos con personalidad, carisma y artistas por excelencia. Ana Belén y Victor Manuel por separado o en conjunto han formado y forman parte de nuestras vidas con muchas de sus canciones. En este caso nos vamos a referir al dueto que realizaron el año 1986 homenajeando a un monumento de la ciudad de Madrid, "La Puerta De Alcalá".

Sus compositores fueron Bernardo Fuster y Luis Mendo, integrantes del grupo madrileño Suburbano, junto a Miguel Ángel Campos y Francisco Villar. Se llegó a decir que la compusieron borrachos, pero ellos lo desmienten diciendo que "eran abstemios. Pero fumar…, sí fumábamos". El origen fueron unas coplas de ciego que escribían en 1983 a Luis Pastor para el programa de TVE Visto y no visto, y "entre calada y calada, se nos ocurrió decir La Puerta de Alcalá, miralá, miralá y nos partimos de risa". Posteriormente entendieron que la canción se hacía muy monótona, por lo que incluyeron un prólogo y epílogo.

La grabaron como maqueta en 1985 sin éxito, ya que les decían que era buena pero no comercial. Fue entonces cuando la CBS pensó que la canción podría servir a Victor y Ana. Todo lo demás es relatar un éxito en España e Hispanoamérica.

Letra
Acompaño a mi sombra por la avenida,
mis pasos se pierden entre tanta gente,
busco una puerta, una salida
donde convivan pasado y presente...
De pronto me paro, alguien me observa,
levanto la vista y me encuentro con ella
y ahí está, ahí está, ahí está, ahí esta
viendo pasar el tiempo la Puerta de Alcalá.

Una mañana fría llegó con Carlos III con aire insigne
se quitó el sombrero muy lentamente
bajó de su caballo con voz profunda
le dijo a su lacayo: ahí está la Puerta de Alcalá
ahí está, ahí está viendo pasar el tiempo
la Puerta de Alcalá

Lanceros con casaca, monarcas de otras tierras,
fanfarrones que llegan inventando la guerra,
milicias que resisten bajo el "no pasarán"
y el sueño eterno como viene se va
y ahí está, ahí está la puerta de Alcalá
ahí esta, ahí esta viendo pasar el tiempo
la Puerta de Alcalá.

Todos los tiranos se abrazan como hermanos,
exhibiendo a las gentes sus calvas indecentes,
manadas de mangantes, doscientos estudiantes
inician la revuelta son los años sesenta
ahí está, ahí está la puerta de Alcalá
ahí esta, ahí esta viendo pasar el tiempo
la Puerta de Alcalá

Un travestí perdido, un guardia pendenciero,
pelos colorados, chinchetas en los cueros,
rockeros insurgentes, modernos complacientes,
poetas y colgados, aires de libertad
y ahí está la puerta de Alcalá,
ahí esta, ahí está viendo pasar el tiempo
la Puerta de Alcalá

La miro de frente y me pierdo en sus ojos,
sus arcos me vigilan, su sombra me acompaña,
no intento esconderme, nadie la engaña,
toda la vida pasa por su mirada

Miralá, míralá, miralá, míralá,mirala
la Puerta de Alcalá

Miralá, míralá, miralá, míralá,
la Puerta de Alcalá

Miralá, míralá, miralá, míralá,
la Puerta de Alcalá

Miralá, míralá, miralá, míralá,
la Puerta de Alcalá

Miralá, míralá, miralá, míralá,
la Puerta de Alcalá
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Miralá, míralá, miralá, míralá,
la Puerta de Alcalá

Barbra Streisand y Barry Gibb: Guilty

Si a la maravillosa y cristalina voz de Barbra Streisand, le sumamos la composición de los tres hermanos de los Bee Gees, el resultado no puede ser otro que un éxito inmediato. Sobre todo en esos comienzos de los años 80 en el que tanto los Bee Gees como Barbra Streisand estaban en lo más alto de sus carreras discográficas.

Esa composición fue llevada a cabo por los tres hermanos Gibb, aunque fue Barry Gibb la voz que compartió con Barbra el honor. La canción -Guilty- formó parte del álbum de mismo nombre que Barbra publicó el año 1980, ganando el premio Grammy a la Mejor Interpretación Pop por un Dúo o Grupo con Vocal en 1981. Con los coros de los Beegees, y la producción fue llevada a cabo por Barry Gibb, te sumerge en una sinuosa sensualidad, donde el talento, personalidad y brillo vocal de Barbra Streisand hacen el resto. Una bella canción donde lo importante es el amor, ese sentimiento por el que nunca hay que sentirse culpable ni pedir disculpas por sentirlo.

Letra
[Barbra:]
Shadows falling baby, we stand alone
Out on the street anybody you meet got a heartache of their own
(It oughta be illegal)
Make it a crime to be lonely or sad
(It oughta be illegal)
You got a reason for livin'
You battle on with the love you're livin' on
You gotta be mine
We take it away
It's gotta be night and day
Just a matter of time
And we got nothing to be guilty of
Our love will climb any mountain near or far, we are
And we never let it end
We are devotion
And we got nothing to be sorry for
Our love is one in a million
Eyes can see that we got a highway to the sky
I don't wanna hear your goodbye

[Barry:]
Aaah!
Pulse's racing, darling
How grand we are
Little by little we meet in the middle
There's danger in the dark
(It oughta be illegal)
Make it a crime to be out in the cold
(It oughta be illegal)
You got a reason for livin'
You battle on with the love you're buildin' on
You gotta be mine
We take it away
It's gotta be night and day
Just a matter of time
And we got nothing to be guilty of
Our love will climb any mountain near or far, we are
And we never let it end
We are devotion
And we got nothing to be sorry for
Our love is one in a million
Eyes can see that we got a highway to the sky

[Barbra:]
I don't wanna hear your goodbye

[Barry:]
Don't wanna hear your goodbye

[Both:]
I don't wanna hear your
And we got nothing, and we got nothing to be guilty of
Our love will climb any mountain near or far, we are
And we never let it end
We are devotion
And we got nothing to be sorry for
Our love is one in a million
Eyes can see that we got a highway to the sky
Don't wanna hear your goodbye
Don't wanna hear your
And we got nothing, and we got nothing to be guilty of
Our love will climb any mountain near or far, we are

Juan Luis Guerra y Mana: Bendita Tu Luz

Bendita Tu Luz es una canción que interpretaron a dúo el dominicano Juan Luis Guerra junto a la banda de rock mexicana Maná dentro del álbum de este último titulado Amar es Combatir. Se lanzó en el año 2006 y llegó al número 1 de la lista latina del Billboard.

Una hermosa canción romántica con ramificaciones espírituales donde la comercialidad del grupo mexicano, y el toque sensible y emocional que Juan Luis Guerra sabe dar a las canciones, convierten en toda una delicia pasar unos minutos escuchando la canción y viendo el videoclip rodado en Santo Domingo.

Letra
Bendito el lugar, y el motivo de estar ahí
Bendita la coincidencia
Bendito el reloj, que nos puso puntual ahí
Bendita sea tu presencia

Bendito Dios por encontrarnos, en el camino
Y de quitarme esta soledad, de mi destino

Bendita la luz, bendita la luz de tu mirada
Bendita la luz, bendita la luz de tu mirada
Desde el alma

Oh-uoh-oh
Benditos ojos, que me esquivaban
Simulaban desdén, que me ignoraban
Y de repente, sostienes la mirada

Bendito Dios por encontrarnos, en el camino
Y de quitarme esta soledad, de mi destino

Bendita la luz, bendita la luz de tu mirada
Bendita la luz, bendita la luz de tu mirada, oh

Gloria divina, de esta suerte del buen Tino
De encontrarte justo ahí, en medio del camino
Gloria al cielo de encontrarte ahora
Llevarte mi soledad, y coincidir en mi destino
En el mismo destino, épale

Bendita la luz, bendita la luz de tu mirada
Bendita la luz, bendita la luz de tu mirada
Bendita mirada, oh-oh
Bendita mirada desde el alma

(Tu mirada, oh-oh) bendita, bendita, bendita mirada
Bendita tu alma y bendita tu luz
(Tu mirada, oh-oh) oh, no
Te digo es tan bendita tu luz, amor, amor

(Y tu mirada, oh-oh) bendito el reloj y bendito el lugar
Benditos tus besos cerquita del mar
(Y tu mirada, oh-oh) amor, amor
Qué bendita tu mirada, tu mirada amor